La Caminata por la Paz 2018 de East Boston comenzará el 19 de Abril

Por Luis Bravo

La Caminata por la Paz de East Boston que se celebra cada semana durante el verano, comenzará de nuevo el próximo Jueves 19 de Abril, con una concentración en la estación de policía del Distri-to A-7 y luego se caminará por todo el vecindario de Maverick.

Las caminatas comenzaron gracias a un grupo de ciudadanos preocupados por abordar la violencia que se desató contra adolescentes y que condujo a varios asesinatos de jóvenes en las calles de Eastie desde septiembre de 2015.

Este año la Caminata por la Paz 2018 será dedicada a la memoria de Duncan Ketter, un joven inmigrante oriundo de Kenya que creía en el poder de la educación: “El camino llamado conocimiento”, como él la denominaba.

Cuando Duncan se graduó de la escuela secundaria, escribió un mensaje en la parte superior de su toca que decía: “Un educado joven negro” y luego se inscribió en el Franklin Institute of Technology con la esperanza de convertirse en ingeniero.

Mostró respeto por su madre y su hermana al enviarles dinero a Kenya, donde ellas viven.

La fatalidad de Duncan comenzó el Domingo 10 de Diciembre del 2017, cuando una chica que era su amiga le pidió que la acompañara mientras ella vendía algo de hierba a unos tipos que no conocía bien, él se encogió de hombros y dijo que sí.

Duncan no estaba vendiendo hierba. Solo quería asegurarse de que su amiga no saliera lastimada o estafada.

Las preocupaciones de su amiga sobre las personas con las que estaba haciendo negocios estaban justificadas.

Después de que ella y Ketter subieron a un SUV para realizar la transacción en el área de Jeffries Point de Eastie, el SUV comenzó a moverse y apareció un tipo del área de carga trasera, apuntando con un arma. No fue una venta. Fue un robo.

Como Duncan Ketter trabajaba para ganarse la vida y tenía respeto por sí mismo, le reclamó al joven que sostenía el arma. El pistolero respondió disparando y quitándole la vida.

El SUV se detuvo alrededor de las 4:45 p.m. del fatídico domingo en la esquina formada por las calles Orleans y Marginal para arrojar el cuerpo de Duncan como si fuera basura.

Su padre, preguntándose por qué su hijo no respondía a sus llamadas telefónicas, pasó junto a la multitud que se había reunido en esa esquina para observar a los policías que respondieron al tiroteo, sin darse cuenta de que era Duncan el que estaba debajo de la sábana.

Los oficiales y detectives de homicidios de la Estación de Policía del Distrito A-7 de Eastie que respondieron al tiroteo, organizaron las cosas bastante rápido. En poco tiempo, arrestaron al presunto pistolero, Thorus O’Brien, de 18 años, de Brockton. También arrestaron a un chico de Malden de 16 años que presuntamente organizó la transacción.

Luego arrestaron a Demetrius Cast, de 20 años quien pensó que podía despistar a los policías de su rastro acercándose a Revere para reclamar que había recibido un disparo en el brazo por unos malhechores que no conocía.

Los detectives dijeron que O’Brien le disparó a su amigo Cast por error mientras disparaba a Duncan Ketter.

Cast estaba en la calle, libre bajo fianza, a pesar de que la policía de Everett lo había arrestado tres meses antes y lo había acusado de posesión de dos pistolas y municiones, después de encontrar efectivo, drogas y armas en su guarida.

Esto fue después de que la policía de Malden lo había encerrado varias veces.

Como parte de la investigación, los detectives buscaron información en las redes sociales. La cuenta de Facebook de Cast estaba llena de fotos de él posando como un gangster, mostrando carteles de pandillas, fumando cigarrillos rellenos de marihuana.

Uno de sus mensajes se refiere a un póster de Al Pacino como el capo asesino de las drogas en “Scarface”, con las palabras: Dinero. Poder. Respeto.

Con tristeza tenemos que decir que en este decrépito mundo, con demasiada frecuencia los chicos malos como Thorus O’Brien y Demetrius Cast obtienen todas las oportunidades y los buenos chicos como Duncan Ketter terminan muertos. Por más de una semana, el improvisado memorial de Duncan Ketter, ha tenido visitas ininterrumpidas.

Amigos, familiares y vecinos se han detenido en el sitio para colocar velas, flores, recuerdos y fotos. Algunos lloran, otros rezan. Desde la muerte Ketter, la comunidad se unió a la familia y trataron de ayudarlos de cualquier manera.

 

About El Heraldo Latino (705 Articles)
A monthly bilingual newspaper serving East Boston, Chelsea, Revere, Everett, Winthrop, and others.

Leave a Reply