La Ley de Preservación Comunitaria (CPA): Una oportunidad para todos

Por Tania Del Río Solórzano

Aunque así pareciera, no todo en las elecciones de 2016 giraron alrededor de la persona que hoy es Presidente, especialmente en Boston.

Muchos no recuerdan la quinta pregunta sobre la que votaron los residentes de la ciudad en esos comicios.

Se trataba de una pregunta larga (y algo confusa) que solicitaba a los votantes expresar si estaban a favor de un pequeño incremento del 1% a los impuestos sobre la propiedad para financiar inversiones públicas en tres áreas claves: vivienda asequible, parques y espacios abiertos, y preservación de sitios históricos.

En su segundo intento –el primero fue en 2001– la campaña a favor de esta propuesta consiguió el apoyo del 74% de los sufragantes, más de 177 mil votos, y Boston se unió a las más de 160 localidades en Massachusetts que aprobaron el mecanismo.

Como resultado, cada dueño de propiedad residencial o comercial en la ciudad pagaría en promedio apenas $26 dólares adicionales al año y a cambio la Alcaldía contaría con aproximadamente $22 millones para invertir en proyectos que beneficiarán a todos.

Toda la infraestructura necesaria para que inicie la selección de proyectos financiados por la ley, conocida como CPA por sus siglas en inglés, ha sido establecida.

El Consejo de la Ciudad revisó las solicitudes de ciudadanos interesados en integrar el Comité de Preservación Comunitaria, que se encargará de tomar las decisiones sobre los proyectos a financiar, y seleccionó a los cuatro miembros ciudadanos del Comité.

Ellos se unen a los cinco miembros por estatuto. No podría dejar de notar que uno de los cuatro seleccionados fue Kannan Thiruvengadam, vecino de East Boston.

Todo esto vuelve a cobrar relevancia este mes, especialmente para residentes de East Boston, porque el próximo jueves 8 de marzo, la Directora de Preservación Comunitaria de la Ciudad de Boston, Christine Poff, será anfitriona de un foro comunitario en East Boston High School.

En este foro, Poff explicará cómo funcionará la distribución de fondos para proyectos en este primer año y en adelante.

Será también una oportunidad para que más personas en la comunidad conozcan de qué se trata el CPA.

Sobre todo, será un momento en el que los vecinos en East Boston puedan acercarse entre ellos para intercambiar ideas sobre qué proyectos serían buenos para presentar ante el Comité.

¡Cualquier grupo de ciudadanos puede presentar un proyecto para aprobación del Comité!

Haríamos bien de buscar mejores prácticas e historias de éxito de localidades en Massachusetts con mayor experiencia con el CPA para inspirarnos.

La Ley original que dio paso a los comités de preservación locales fue aprobada en el año 2000. Muchos municipios en Massachusetts votaron a favor antes que Boston.

Ofrezco aquí un par de ejemplos.

En la localidad de Wareham, tres grupos que antes trabajaban de manera independiente, colaboraron un un mismo proyecto que logró preservar 8 acres de tierra.

Las organizaciones Wareham Land Trust, Father Bill’s & MainSpring y Buzzards Bay Coalition adquirieron una antigua granja de arándanos junto al río Weweantic utilizando fondos de CPA.

La propiedad se encontraba en una zona identificada como prioridad para conservación ambiental. Estos grupos adaptaron la estructura de la granja para construir vivienda para seis personas que se encontraban en situaciòn de calle o con necesidades de vivienda urgentes.

Además, habilitaron un sistema de senderos para que los residentes de Wareham pudieran disfrutar de la naturaleza.

En West Tixbury, en la isla de Martha’s Vineyard, el CPA financió la construcción de vivienda asequible equipada con paneles solares, superinsulación y maquinaria eficiente. \

En el proyecto colaboraron varios grupos: Island Housing Trusy, Elakim’s Way, Martha’s Vineyard Land Trust, South Mountain Company y West Tixbury CDC.

Esta construcción obtuvo la certificación de eficiencia energética LEED, que usualmente se reserva para edificios inteligentes de gran escala.

Con ello, ¡las familias que ahí residen se liberaron de sus cuentas de electricidad!

En otras comunidades se han construido parques con juegos infantiles, se han restaurado sitios històricos como faros, fàbricas e incluso casas de gobierno. Las posibilidades son muy variadas.

Todos nos beneficiamos si mejoramos los espacios abiertos y parques que frecuentamos, si las familias trabajadoras de nuestra comunidad tienen acceso a una vivienda digna y si preservamos el carácter histórico de nuestras colonias.

Ahì estaré el 8 de marzo para escuchar las ideas de mis vecinos y brindar las mías.

Si tiene oportunidad, ¡ojalá nos encontremos ahí!

About El Heraldo Latino (411 Articles)
A monthly bilingual newspaper serving East Boston, Chelsea, Revere, Everett, Winthrop, and others.

Leave a Reply