EBNHC y su Programa de Medicación Asistida celebran el Día Nacional de Prevención de Sobredosis

Por Luis Bravo

El Centro de Salud de East Boston celebró el pasado 31 de Agosto el “Día Nacional de Prevención de Sobredosis” al lado de su Programa de Medicamentos Asistidos (MAP por sus siglas en inglés), el cual es un plan de tratamiento para personas que tienen una dependencia de opioides, como la heroína, analgésicos narcóticos para el dolor, oxicotin, percosett, etc.

En este programa, los médicos y los proveedores de salud del comportamiento trabajan juntos para atender a cada paciente. “Usualmente las personas que son adictas a estos opioides han recibido una prescripción de su doctor, y después se han hecho adictos.

Por eso el programa atiende a personas que sean miembros de la clínica en East Boston. Todo comienza con su doctor de cabecera, quien le da un referido para el Programa MAP y luego en MAP lo llamamos, ya sea Marie Trenouth, que es la Nurse Manager del Programa o yo y le damos el acceso como nuestro paciente.

Luego tiene que ver al doctor quien determina si es un buen candidato para entrar al Programa, y después de eso empezamos con la prescripción de buprenorfina/naloxona que son medicamentos usados para tratar la dependencia de opioides.

Este medicamento es recetado por los médicos que han tenido una formación especial y tienen licencia”, nos comenta Nidia Díaz, enfermera especialista del Programa MAP.

“Los pacientes sufren de recaídas crónicas. No están libres de tener una recaída, por eso aquí en MAP los tratamos con la medicina buprenorfina/naloxona, también le damos un tratamiento de terapia mental y le proporcionamos un consejero de drogas.

La naloxona le va a ayudar a que la persona no se sienta enferma, le va a ayudar con la ansiedad y con los antojos que se presentan cuando el cuerpo pide la droga. Entonces, eso es lo que el medicamento hace con la persona, por eso tenemos que trabajar con esta a nivel mental, a nivel psicológico, y allí le recomendamos que asistan a reuniones con Narcóticos Anónimos, Alcohólicos Anónimos que también ayuda, aunque sea la droga y no el alcohol.

Repito, eso ayuda mucho, porque la persona se puede estresar por no asistir a estas reuniones en donde se encuentra con otra gente que también quieren lo mismo, que también quieren recuperarse y eso los estimula a seguir para adelante”, explicó Marie Trenouth, Nurse Manager del Programa.

“Aquí también ofrecemos salud mental a cargo de Ricardo Gamez, y consejería a cargo de José del Valle. Al principio, le pedimos a los pacientes que se hagan un examen de orina, porque este examen determina que tanto de naloxona está en su cuerpo y que otras cosas está usando el paciente.

Inicialmente los pacientes son atendidos de forma semanal, y luego cada dos semanas y así sucesivamente de acuerdo a su progreso, y se les va dando las prescripciones también de acuerdo a ese progreso”, indicó Díaz.

“Con respecto al tratamiento psicológico, me gustaría comentar que los pacientes son los que toman la decisión de seguir con este tratamiento psicológico. El primer paso que tienen que dar los pacientes es admitirle a su doctor de cabecera que tiene un problema de adicción a los opioides.

Lo que me preocupa sobre este problema de salud es que se está convirtiendo en una epidemia ahora mismo. Hay mucha gente que se está muriendo de sobredosis. Hay una nueva droga que se está comercializando en las calles y se llama Fentanyl y es una de las causantes más grande de muertes diarias”, nos comentó Trenouth.

“Hoy en día mucha gente cree que están comprando una pastilla de percoset o de oxicodone, o heroína, y normalmente están comprando fentanyl, la cual es 100 veces más potente que la heroína y la morfina, lo cual ocasiona facilmente una sobredosis que mucha gente no puede resistir.

Ahora es más fácil conseguir drogas en las calles que antes. Se ve en cada esquina. Las personas que la quieren conseguir ya saben donde adquirirla. Inclusive, se la llevan hasta donde vives, con tan solo hacer una llamada y la tienes en casa”, mencionó Díaz.

“El fentanyl es un narcótico usado como analgésico y anestésico. El opiáceo más potente disponible para el uso médico. Su potencia y sus efectos inmediatos están detrás de la adicción que genera.

La heroína, en comparación, suministra una sensación más duradera, pero menos inmediata, por lo que resulta más fácil de tratar por parte de los servicios médicos de urgencias en caso de sobredosis. Eso hace incluso que a muchos de los fallecidos por sobredosis se les encuentre con la jeringa en el brazo.

El fentanyl se inyecta, pero también se aplica en parches y se toma en pastillas. El que se produce en los laboratorios clandestinos, a diferencia del farmacéutico, es el que está detrás de más muertes, ya que se mezcla con la heroína. Incluso se vende como sustituto porque es un polvo blanco muy similar y se parece también a la cocaína. Pero el fentanyl es mucho más potente.

Los usuarios, muchas veces sin saber de qué se trata, lo consumen como heroína, por lo que con la misma cantidad resulta mucho más letal. Además, la mezcla con cocaína y con heroína aumenta aún más sus efectos, según los expertos.

Diez gramos de fentanyl cuestan US$400 y se venden al consumidor final por US $750, lo que le permite ganar US$35.000 por semana. Otro dato a tener en cuenta es la adicción a los opiáceos legales.

Según los Centros de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), 44 personas mueren en EE.UU. cada día por una sobredosis de analgésicos recetados por médicos.

En 2014, se hicieron en el país 200 millones de recetas de derivados del opio. Pero en la calle ha aparecido una droga 10,000 veces más poderosa que la morfina, y la llaman la W-18, que tiene la misma forma de las pastillas de fentanyl.

Debido a su efecto –10,000 veces más fuerte que el de la morfina– el W-18 nunca había sido comercializado o producido de manera legal por alguna farmacéutica.

“La mayoría de las pastillas provienen de China. Y el problema tiene que ver con la disponibilidad y accesibilidad. Nos encontramos con una pastilla 10,000 veces más poderosa que la morfina, pero los traficantes de drogas en la calle no saben lo que están vendiendo”.

Pero, de acuerdo al reporte de varias instituciones, una de las posibles causas de la aparición de la W-18 es que precisamente la alta mortalidad relacionada con el fentanyl habría bajado la demanda de esta droga… y la búsqueda de otras nuevas”, afirma Trenouth.

El programa MAP está disponible para todas las personas con dependencia de opioides que reciben sus cuidados primarios en el East Boston Neigborhood Health Center (EBNHC) y cumplen con los requisitos de elegibilidad.

Su médico de cabecera lo puede referir al programa y nuestra directora de cuidados se pondrá en contacto con usted para fijar un turno.

Para poder inscribirse en el programa debe ser paciente del EBNHC. Si desea elegir un médico de cabecera en el EBNHC, llame al Departamento de Servicio al Cliente: 617-568-4600.

Para más información sobre el programa MAP, contacte a: Marie Trenouth RN, BSN, CARN, Directora de Cuidados de MAP, de Lunes a Viernes de 8:00 am a 4:30 pm, 617-568-6260.

About El Heraldo Latino (411 Articles)
A monthly bilingual newspaper serving East Boston, Chelsea, Revere, Everett, Winthrop, and others.

Leave a Reply