Arroyo despedido por cargos de acoso sexual contra empleada de su oficina

Por Dan Atkinson, Matt Stout

Traducción: Luis Bravo

De acuerdo al informe elaborado por Dan Atkinson y Matt Stout del Boston Herald, el alcalde Martin J. Walsh despidió a Félix G. Arroyo, un alto funcionario del Departamento de Salud y Servicios Humanos, y que fue parte clave de su campaña electoral del 2013, pero que ahora es blanco de una investigación por acoso sexual.

Esta medida tomada por el alcalde probablemente sea un movimiento estragégico dirigido a minimizar el daño a la campaña electoral por su re-elección como Alcalde de la Ciudad de Boston.

Pero Arroyo ha señalado que va a luchar contra su despido, lo que podría significar como un boomerang en la campaña de Walsh y mantener el escándalo al frente y al
centro de los ojos de los votantes mientras la carrera del alcalde toma protagonismo
después del Día del Trabajo.

Los rumores sobre la supuesta mala conducta de Arroyo comenzaron a escucharse en el
ambiente de la municipalidad de Boston a partir del 28 de julio, cuando el jefe de servicios humanos y de salud fue repentinamente puesto bajo licencia pagada por una
investigación interna.

La Comisión de Massachusetts Contra la Discriminación (Massachusetts Commission
Against Discrimination – MCAD) confirmó que Arroyo y Walsh fueron nombrados en
una queja presentada por una empleada de servicios humanos y de salud.

“Felix Arroyo ha sido despedido de su cargo bajo la ciudad de Boston después de una
exhaustiva investigación interna”, dijo la portavoz de Walsh, Laura Oggeri, en un
comunicado de prensa.

“La ciudad inmediatamente comenzará a buscar candidatos para llenar el puesto de Jefe de Salud y Servicios Humanos y esperamos anunciar un candidato muy pronto”.

Pero Arroyo ha negado firmemente las acusaciones y luchará por limpiar su nombre, dijo la portavoz.

“Estamos decepcionados con esta decisión”, dijo la portavoz Colette Phillips. “Felix
está firme en su posición que sostiene que estas acusaciones son infundadas, por lo que
seguirá luchando para limpiar su nombre y está dispuesto a cooperar plenamente con el
MCAD”.

Según la denuncia de la MCAD, una mujer que trabaja en la oficina de Arroyo dijo que “le dio una palmada” y le dirigió comentarios sexuales inapropiados y le agarró la nuca cuando supo que planeaba presentar una queja formal.

Ella dijo que el acoso comenzó cuando comenzó a trabajar en la oficina de Arroyo en
2015. Joe Slavet, el veterano guardián de la ciudad, dijo que el despido de Arroyo demuestra que el alcalde está vigilando su posición en las urnas mientras su batalla con el concejal de la ciudad Tito Jackson se calienta el mes que viene.

“Cuando este tipo de cosas suceden durante una elección … el alcalde no se va a arriesgar”, dijo Slavet. “Walsh está jugando muy, muy cuidadosamente y cualquier cosa que termine como noticia en un periódico y que cuestione a la gente en su administración… él va a demostrar que es duro.”

Pero Erin O’Brien, profesora de ciencias políticas de la Universidad de Massachusetts
en Boston, dijo que si las acusaciones contra Arroyo no son confirmadas, la decisión de
Walsh de despedir a un miembro del gabinete latino de alto rango podría no estar bien
con los votantes minoritarios que Arroyo cortejó para Walsh en 2013 .

“La única forma en que veo que esto es una pérdida política es… si por alguna razón
estas acusaciones no funcionan, la prisa por el juicio le haría daño”, dijo O’Brien. “Pero
no creo que él (Walsh) lo hiciera a la ligera”.

Arroyo, hijo de Felix D. Arroyo, quien también enfrenta un caso legal en el Registro de
Sucesiones de Suffolk, es un ex concejal de la ciudad que fue uno de una docena de
candidatos a alcalde en 2013, cuando perdió las elecciones preliminares frente a Walsh
y John Connolly.

Arroyo entonces lanzó su ayuda a Walsh durante la elección general, trabajando para apuntalar el apoyo la comunidad latina para el nativo de Dorchester. Y ese respaldo fue recompensado en el momento en que Walsh lo nombró como Jefe del Departamento de Salud y Servicios Humanos con un salario de 130,000 dólares cuando asumió el cargo en 2014.

Arroyo, de 38 años, fue elegido para el cargo de Concejal Municipal de Boston en 2009. Nació en el South End, se crió en Hyde Park y se graduó en las Escuelas Públicas de Boston. El y su esposa viven en Jamaica Plain.

About El Heraldo Latino (411 Articles)
A monthly bilingual newspaper serving East Boston, Chelsea, Revere, Everett, Winthrop, and others.

Leave a Reply