Trump recorta $22 billones por año en el presupuesto para los programas de Educación

Así es, como los asaltantes roban los bancos, así mismo el presidente Trump y Betsy DeVos, la flamante secretaria de educación quien brilla por su escaso conocimiento sobre la educación, están asaltando literalmente a los niños de Estados Unidos, a sus profesores, a los estudiantes universitarios y a las entidades que manejan los préstamos estudiantiles. Por lo tanto, este asalto – sinvergüenza y cruel – estará empujando la oportunidad fuera del alcance de un sinnúmero de niños y jóvenes, que verán esfumarse lentamente sus sueños y sus ilusiones de conseguir una buena educación que se merecen porque de acuerdo a la Constitución la educación es una obligación y responsabilidad de los gobiernos y es un derecho inalienable y fundamental de todos los seres humanos que les permite adquirir conocimientos y alcanzar así una vida social plena.

El derecho a la buena educación es vital para el desarrollo económico, social y cultural de todas las sociedades.

La gran queja es que la señora Betsy DeVos no cree en la eduación pública, y ya lo demostró. El presupuesto de Trump-DeVos recorta $11 billones de la educación pública. Quieren quitar 22 programas que ayudan a los niños K-12. Se llevan programas para después de la escuela; entrenamiento para maestros, reducción en el tamaño de las clases; programas de arte de las escuelas; programas de educación física; programas de idioma extranjero; olimpiadas especiales. Esta es una declaración increíble de asalto a este país.

Además, el presupuesto Trump-DeVos eliminaría totalmente el servicio público de perdón de préstamos. Quieren cortar a la mitad el programa federal “Work-Study” que ofrece empleos de medio tiempo a los estudiantes de pregrado y posgrado con necesidades financieras, lo que les permite ganar dinero para ayudar a pagar los gastos de educación. El programa fomenta el trabajo de servicio comunitario y el trabajo relacionado con el curso de estudio del estudiante. Quieren robar $4 billones del programa de Fondos Pell. Y aquí está la parte más horrible del presupuesto Trump-DeVos: Ellos quieren revertir los subsidios de los préstamos estudiantiles para estudiantes universitarios de bajos ingresos. Entonces, cuál es el plan Trump-DeVos? Es hacer que los préstamos estudiantiles sean más caros para los estudiantes que tienen más dificultades para pagarlos. Ellos quieren asegurarse que más estudiantes permanezcan con la deuda, incluso más tiempo y paguen aún más al gobierno federal.

Aquí está la conclusión: El presupuesto de Trump DeVos empujaría las oportunidades fuera del alcance de millones de estudiantes en todo el país. Eso arruinaría sus vidas.
Sí, se trata de números, pero también se trata de nuestros valores. Esto es sobre lo que nos importa como país. ¿Y qué están diciendo Trump y DeVos?: “No se trata de educación pública. No se trata de ayudar a las personas a obtener un diploma universitario, no se trata de ayudar a las personas con préstamos estudiantiles para que lo puedan pagar”. No.

Depende de nosotros. Depende de nosotros luchar contra ellos. Depende de nosotros decir ¡NO! a estos recortes presupuestarios. Para ser claros: ¡USTED TIENE EL PODER DE DECIR BASTA!. Si hace oír su voz en Washington, entonces los Republicanos no podrán salirse con la suya pasando un presupuesto como este.

About El Heraldo Latino (411 Articles)
A monthly bilingual newspaper serving East Boston, Chelsea, Revere, Everett, Winthrop, and others.

Leave a Reply